FINALIZÓ LA 5TA EDICIÓN DEL DETOUR

FINALIZÓ LA 5TA EDICIÓN DEL DETOUR

El pasado sábado 14 de octubre finalizó la quinta edición del Detour: Festival de Cine Nuevo, en el que compiten obras de nuevos realizadores uruguayos. Durante la ceremonia de clausura, celebrada en la sala Héctor Tosar del Auditorio Nelly Goitiño se dieron a conocer los ganadores de cada una de las categorías.

Entre los proyectos de Serie-Web tutoreados por los argentinos Tian Cartier y Martín Longo, el jurado decidió otorgar una mención especial al proyecto Marcas en la piel, de Tania Dangiolillo, Gabriel Bendahan y Martina Sanguinetti. El premio de este Laboratorio, que consisten en horas de trabajo en Sinergia Cowork, equipos de la empresa Sin Sol, y post-producción de imagen y sonido en las empresas ColoUr y La Mayor, fue para El Club de los 27, de Gonzalo Lugo y Pablo Montauban
El premio a mejor videoclip, entregado por un por Tian Cartier, Federico Borgia y Daniel Yafalian, fue para Sueño de Conejo de la banda Mux, dirigido por Sofía Córdoba. Se otorgó una mención especial para el videoclip House on Fire, de la banda Sr. la Muerte, dirigido por Alfonso Tort y Lucía “Malandro” Pérez.

El mismo jurado, pero con Catalina Marín en el lugar de Daniel Yafalian, reconoció a Cada Día, de Ilén Juanbeltz, como el mejor corto de Montevideo del Desafío anual que el festival organiza, y a Marina, de Facundo Sosa, como el mejor de Canelones. Los premios en metálico fueron entregados por las oficinas de Locaciones de las respectivas municipalidades. En esta edición el Desafío consistió en hacer cortos de máximo 5 minutos, filmados en planos secuencia (sin corte) en playas de Montevideo y Canelones. Se presentaron 16 obras, se seleccionaron 10 y estas dos resultaron las ganadoras.

En la categoría cortometraje, fueron reconocidas con una mención especial las obras La Creciente, de Juan Martín Xavier, en la categoría documental, y Paula, de Juan Enciso, en la categoría de Ficción, en donde ambas recibieron premios de Uruguay Campus Film. Los primeros premios, consistentes en equipos de rodaje de las empresas Musitelli y Sin Sol, fueron para Irina, de Flavia Quartino, Lucía Garibaldi y Patricia Iccardi, en la categoría Documental, y Hard to be a Vampire, de Christian Orta, en Ficción.

Por su parte, el corto Paula, también recibió el premio BioBio, que selecciona la obra para ser exhibida en el festival BioBio, de Chile.

En la categoría de cortos animados, conformada por primera vez en el festival con un total de cinco obras en competencia, el reconocimiento fue para Hucho Hucho, de Juan Carve. Se otorgó también una mención especial a Willie and the Foxtrot 01, de Santiago Uriarte y Esteban Polito.

Finalmente, en la categoría a mejor medio y largometraje, el jurado integrado por Enrique Buchichio, Inés Olmedo y Juan Álvarez Neme, otorgó una mención especial a Nueva Venecia de Emiliano Mazza. El primer premio, con beneficios de las empresas BuenCine y Subtitulos.tv, fue para Preso de Ana Tipa.

Al final de la clausura, el director del festival, Juan Andrés Belo, señaló las dificultades que tiene el festival, que atentan contra su continuidad, y reclamó al gobierno urgentes políticas culturales que hagan “un poco menos inviable” los eventos que priorizan la producción nacional. De todos modos, aseguró que seguirán trabajando y que el año próximo habrá una sexta edición, con varias mejoras.

Durante los cinco días de festival, asistieron a las salas del Auditorio Nelly Goitiño y Cinemateca Pocitos casi 1.200 espectadores. Hubo charlas con todos los realizadores participantes y se vivió un clima de celebración amistosa.